Un TDAH tratado puede sacar muy buenas notas

Cruzar el umbral del despacho de César Soutullo, director de la Unidad Psiquiátrica Infantil y Adolescente de la Clínica Universitaria de Navarra, es respirar, decir adiós a los miedos. Su consulta está empapelada con dibujos de niños, los juguetes han desterrado a las flores en el alféizar de la ventana y trabaja frente a un enorme ventanal que rezuma paz. Estamos ante uno de los mejores especialistas en Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) del país.

En los últimos años se habla del Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) en los niños con mucha más frecuencia que antes. ¿Realmente ha aumentado?
No ha aumentado. Desde los primeros estudios, siempre ha estado entre el 5 y el 8% de la población general. Es más frecuente en niños que en niñas y más frecuente en niños pequeños de hasta 12 años que en adolescentes y en adultos. Ahora se detecta mejor.
¿Está sobrediagnosticado?
Se habla más de ello porque se conoce mejor y porque se ha detectado como un problema médico y no como simplemente que el niño es vago o que el niño es un gamberro y molesta en clase, o es un antisocial. Sobrediagnóstico seguramente haya, no todos los niños que tienen fracaso escolar sufren TDAH, pueden tener dislexia u otros problemas médicos. De todos modos, es más frecuente el infradiagnóstico, es decir, niños que tienen otros problemas y que pasan mucho tiempo yendo a consultas y psicólogos, viéndoles pedagogos en el colegio, y transcurren por lo menos dos años y medio hasta el diagnóstico.
De todos modos, hay mucha gente que dice que no existe.
Lo detectó George Still en 1902. Es un problema que se conoce desde hace muchísimos años. Antes se denominaba disfunción cerebral. Yo a esos que no creen, les recomiendo que vengan a mi consulta o que hablen con asociaciones de padres y madres de niños con TDAH para que vean los problemas que tienen.
¿Quién debe diagnosticar el Trastorno de Déficit de Atención?
El TDAH quien lo va a ver primero, además de los padres, serán los profesores o el pediatra, el cual deberá remitirlo al médico especialista que en España son los neuropediatras o bien psiquiatras de niños y adolescentes. Para tener éxito, es importante que el colegio, el médico especialista, los psicólogos y pedagogos desarrollen un plan conjunto.
¿La medicación es obligatoria?
Es una de las tres partes principales del tratamiento que incluye que los padres aprendan sobre el trastorno, que sepan que el niño no es que sea vago, que no es que haga las cosas mal porque quiere fastidiar, además deben entrenarse en el manejo conductual de las distintas situaciones. Eso sería una parte. La segunda parte es el apoyo académico, tanto en el colegio como en casa. Y la tercera parte es la medicación que es necesaria para casi todos los niños y se recomienda que se inicie desde el principio.
Existe mucha reticencia con la medicación, ¿qué le dice a quienes piensan que drogan a los niños?
Está demostrado que los niños con TDAH tienen la parte frontal del cerebro menos desarrollada, son menos capaces de generar un plan, seguirlo hasta el final, filtrar las opciones, y si se distraen volver a lo que estaban haciendo. Los niños con TDAH parecen dos años y medio más inmaduros que otros niños de su misma clase. La zona estriada del cerebro, que es donde reside la motivación, también la tienen menos desarrollada. Hay alteraciones físicas y químicas en su cerebro. La medicación y las estrategias psicopedagógicas hacen que se comporte más como un control sano de su misma edad.
¿A partir de qué edad se puede hacer un diagnóstico de TDAH?
El TDAH es un trastorno del neuro desarrollo, probablemente está presente en edades muy tempranas. Normalmente, la edad donde empiezan a manifestarse los síntomas son entre los 6 y los 8 años. Niños con problemas de escritura o al principio de Primaria que se ve que el alumno no avanza como debería. Se puede diagnosticar a los 3, 4, 5 años si tienen un TDAH muy grave. Lo normal es entre los 5 y 10 años.
¿Cuáles son los problemas de aprendizaje más comunes en un TDAH?
Problema en el desarrollo de la lectura y escritura, de la coordinación motora y aprendizaje de las Matemáticas.
Una vez tratado el TDAH, ¿se pueden obtener buenos resultados en clase?
Sí, claro que sí. El tratamiento, ayuda a mejorar mucho los resultados académicos. El problema es cuando se tarda mucho en iniciar el proceso.
¿Qué valor tienen las asociaciones de TDAH?
Son fundamentales. Son un apoyo, una red muy importante a nivel local, dentro de cada provincia, ciudad o barrio. Es muy importante que los padres tengan apoyo cercano, que puedan hacer cursos para entender a qué se enfrentan, para hacer actividades con los niños. También como punto de presión para mejorar la situación a nivel sanitario y a nivel de educación. Gracias a las asociaciones de padres de TDAH conseguimos que se reconociera dentro de la LOMCE como una de las causas de adaptación curricular.
La LOMCE ha abierto la puerta a este trastorno al incluirlo en uno de sus artículos, pero... ¿están los profesores preparados para tratar a estos niños?
Hoy, los profesores son más abiertos, hacen cursos y están muy alerta frente a este problema. Demandan formación, se quejan de tener muchos niños.
¿Qué opina del exceso de deberes? Con un TDAH es una pesadilla y se convierten en la principal fuente de estrés.
Actualmente, los niños pasan ocho horas en el colegio y una media de dos horas haciendo deberes. Eso para un niño con TDAH pueden convertirse en una pesadilla. Lo que un niño hace en una hora a un TDAH le puede costar el doble. Hay que intentar que hagan menos operaciones, que no copien enunciados, en resumen procurar que no se les pase la tarde delante de la mesa.
Para educar a un TDAH me da la sensación de que hay que hacer un 'master' y tener cierta formación como educador. ¿Es así?
En parte sí, aunque no sólo eso. Entender qué cosas funcionan y qué no en niños con este trastorno resulta imprescindible. Por ejemplo, a un niño con TDAH no se le puede dar una orden de cuatro partes. Hay que decirle una cosa cada vez. Cuando tienen un logro aunque sea pequeño, elogiarle, un premio inmediato.
Otra de las características es la impulsividad. ¿Cómo se controla?
Como tienen la parte frontal del cerebro y la de las recompensas menos desarrolladas, cuando no se les da algo inmediatamente, tienen una reacción afectiva muy intensa y muy negativa, se ponen furiosos. Los niños con TDAH no tienen ese filtro desarrollado bien, esa rabieta fuerte pasa del pensamiento a la acción y se ponen totalmente fuera de sí. Eso pasa por la dificultad de la espera en la recompensa y por el problema de filtrar e inhibir la respuesta automática.
Son niños que necesitan mucha ayuda y eso resulta muy costoso. Al final se convierte en un trastorno elitista. Hay quienes los han bautizado "niños caros".
Sí, y no solamente son caros por la medicación, sino por los profesores particulares. El gasto en niños TDAH es mucho más caro. Los padres han tenido que coger bajas por depresión o dejar de trabajar para atender a los niños. Además, si no se trata, es mucho peor. Los riesgos de alcoholismo y drogas son muy elevados cuando son adolescentes sin tratamiento. Estos niños suelen dejar la escuela, tener problemas con la Justicia, dificultades para mantener un trabajo o una pareja estable.
Pero también tienen muchas cosas positivas...
Son niños muy espontáneos, creativos. Son niños cariñosos, generosos y bastante justos en su medida. Son muy sensibles a las injusticias. Las causas altruistas les llaman mucho. Si se modula su impulsividad para que la toma de riesgo sea ponderada, se entregan con toda su alma a algo y es mucho más fácil que tengan éxito.
http://www.elmundo.es/vida-sana/familia-y-co/2016/...